HISTORIA

A LAS PIÑAS

El 17 de diciembre de 1934 los diarios pusieron titulares sobre el Cómico, pero no por la excelencia de alguna obra, sino por un gran desorden que allí ocurrió. Cuando se representaba Las razas, de Bruckne, cuyo argumento era un agudo comentario de la actualidad política de Alemania, con frases agudas e intencionadas que satirizaban la acción hitlerista. De repente, comenzaron a elevarse voces de protesta en la platea y un grupo de simpatizantes del régimen nazi alemán se levantaron de sus butacas y avanzaron para agredir a los actores. Pero de inmediato, saltaron en su defensa otros espectadores, y se originó tal vez la mayor pelea a trompada limpia en un espacio cultural. A los pocos días, también hubo un intento de incendio de la sala. La obra se levantó de cartel algunos días, pero el director Pablo Suero la repuso de inmediato.

Ya en 1935, el Cómico era propiedad de la empresa Rey Sotelo y Núñez, y la prestigiosa Compañía Argentina de Comedias de Eva Franco estrenó Madame Sans Gene, una comedia de Victoriano Sardou y Emilio Moreau, en un numeroso elenco que contaba en sus filas a una joven Eva Duarte, que desempeñaba dos pequeños papeles. Por aquel entonces, el empresario Eugenio Rey conducía a su sala por un rumbo heterogéneo y sin prejuicios entre géneros, como la mayor parte de los teatros porteños. También fue el hogar laboral de la compañía argentina de comedias de Paulina Singerman, dirigida por Carlos Calderón de la Barca, que en abril estrenaron Amor, una obra del brasileño Obduvaldo Vianna. A su vez, entre septiembre y diciembre, brilló la compañía de sainetes de Paquito Busto.

Al año siguiente era la Compañía Argentina de Grandes Artistas “Los Ases”, dirigida por Bayón Herrera, Julio F. Escobar y Félix Blanco, la que en tres secciones –como se acostumbraba- representaban sainetes, comedias y hasta dramas históricos como La parda Mariana Artigas, de Pablo Suero, que retrataba estampas de la vida porteña de 1810. Integraban el elenco Héctor Calcaño, José Gola, Rosa Catá, Luisa Vehil, Olinda Bozán, Delia Codebó, Paquita Vehil, Tito Lusiardo, Alberto Anchart, José Otal y Leopoldo Simari, entre muchos otros.