HISTORIA

BRILLO Y FIGURAS

En 1985 pasó por primera vez el prestigioso grupo catalán "compañía Dagoll Dagom", con ¡¡Glups!!; y en 1986, se estrenó la primera versión de Sweet Charity, con Guadalupe, José María Langlais y Jorge Martínez, entre otros. En noviembre de ese mismo año comenzó la etapa en que Susana Jiménez fue la principal figura de esa sala con un éxito mayúsculo “SUGAR” con Ricardo Darín y Arturo Puig y la INHUNDIBLE MOLLY BROWN (1991) con Juan Darthes.

En noviembre de 1989 se estrenó la exitosa versión femenina de la comedia Extraña pareja, de Neil Simon, con Ana María Picchio y Soledad Silveyra, dirigidas por Carlos Moreno.

A fines del año 1990 Carlos y Lorenzo Spadone apostaron a un grupo que venía trabajando en Santa Fe. Se trata del grupo "MIDACHI" que debutaron en el Teatro Lola Membrives, donde tuvieron su gran espaldarazo y hoy, siguen llenando teatros.

En el 92, subió a escena la segunda versión de El diluvio que viene, con Juan Darthés e Inés Estévez; y en el 93, una de las primeras obras “calcadas” de Broadway:” Cats”, una celebración que modificó al ambiente musical del momento. Por aquel entonces, los Spadone estaban orgullosos de su sala y seguían sumando prestigio con El beso de la mujer araña, en 1995, dirigida por Harold Prince, con Valeria Lynch, Darthés y Aníbal Silveyra. Para ese montaje, el Lola tuvo que estar unos meses inactivo debido a los cambios que hubo que realizarle y para convertirlo en uno de los teatros mejor equipados de Buenos Aires. Las reformas, incluyeron, entre otras, las submuración total del escenario de la sala, la ampliación del foso de la orquesta, la supresión del declive y la ampliación del escenario (que originó un rediseño técnico) y el cambio total de la planta lumínica, entre otras cosas.

A esa puesta, en la década del 90, le siguieron: Mamá es una estrella (1997), con Beatriz Bonnet, Florencia Peña y Aníbal Silveyra; Escándalo en el Grand Hotel (1998), con Luis Aguilé; Momix (1998), con la compañía de Moisés Pendleton; ¡Pum! (1998), con Osvaldo Laport y las hermanas Pons y Ana María Cores; y Fama (1999), con un elenco multinacional.

En el nuevo siglo subieron a escena los espectáculos de Miguel Angel Zotto y su Tangox2; la segunda versión de Extraña pareja femenina, con Patricia Palmer y Catherine Fulop; Cuarteto, de Heiner Müller, con Víctor Laplace y Cristina Banegas; El prisionero de la segunda avenida, de Neil Simon, con Carlos Calvo y Soledad Silveyra; Extraña pareja (masculina), con Claudio García Satur y Arnaldo André; La cena de los tontos, con Guillermo Francella y Adrián Suar; Fausto, versión 3.0, de La Fura dels Baus; Frankenstein, el musical; El fantasma de Canterville, de Pepe Cibrián y Angel Mahler; Los productores, de Mel Brooks, con Enrique Pinti y Guillermo Francella; la segunda versión de Sweet Charity, de Neil Simon, Kander y Ebb, con Florencia Peña y Nicolás Scarpino; The Pillowman, el drama de Martin McDonagh, con Pablo Echarri; Eva, el gran musical argentino, con Nacha Guevara; hasta llegar a Agosto, condado Osage, con el espectacular elenco que encabezan Norma Aleandro y Mercedes Morán.

Tantas figuras, tantas obras inolvidables, tanta espera en el hall, custodiado por esa araña de caireles embriagadoramente hermosos, hacen que para un hombre de teatro, el Lola sea el lugar familiar que pone la mejor mesa para que, sibaritas, nos alimentemos el alma de arte, cultura y entretenimiento.